Enturbiando la mezcla

Como se habrán dado cuenta, lo que escribo es básicamente lo que va surgiendo en mi cabeza. No tengo un borrador. Plasmo directo en el blog las ideas.

Releyendo la entrada anterior y toda esa diatriba acerca de los colores, me puse a pensar que es muy complejo mezclar eso con atributos tangibles y asignarle un color correspondiente a una habilidad como normalmente hacen los juegos de rol. Tengo la opción de eliminar por completo esa relación rasgo-habilidad (que me encantaría), o deshacerme de los colores.

Voy a probar con lo primero. Definamos los colores.

Azul – Gobierna las acciones y pruebas que requieren del uso del intelecto, la lógica y el raciocinio, así como también la resistencia mental.

Blanco – Representa la serenidad, la compostura, la honradez y la disciplina moral, y es la raíz de la resistencia espiritual.

Negro – A pesar de representar la inmoralidad y el egoísmo, también determina la capacidad para hacer daño a otros y de anteponer las necesidades propias a las ajenas.

Rojo – Representa el impulso, la rapidez de acción, la energía emocional y la pasión. Puede manifestarse tanto en la iniciativa como en la capacidad de seducción.

Verde – El crecimiento, lo instintivo en oposición a lo racional, y la fuerza vital están regidas por este color. Determina la resistencia física y también la fuerza innata.

Hay algunos conceptos que surgen de lo anterior en los que voy a adentrarme más adelante, como el tema de las resistencias. Por ahora, vamos a la primera consecuencia natural de definir los colores: faltan datos para completar aspectos mecánicos, como la velocidad, la salud, etc. Esto está hecho a propósito. Los aspectos (los colores) se miden del 1 al 10, siendo 1 muy bajo y 10 muy alto. Tengamos en cuenta que un puntaje muy alto en, digamos, Negro, puede resultar un problema a veces. Cada aspecto tiene un rasgo asociado:

Azul – Sabiduría

Blanco – Compostura

Negro – Salud

Rojo – Velocidad

Verde – Fuerza

Todavía estoy sopesando algunas de estas relaciones, ya que también se da la opción de mezclar los colores. Por ejemplo, que Velocidad sea Rojo-Verde, Salud sea Verde-Blanco, Compostura sea Blanco-Azul, Sabiduría sea Azul-Negro y Fuerza sea Negro-Rojo. Cada uno de esos rasgos sería el promedio de sus componentes, aunque quizás estoy metiendo stats típicos donde antes estaban sólo los colores y no sirve para nada.

Después de todo, ¿para qué quiero un rasgo de “salud”? Si alguien es herido, ¿cómo se resuelve la acción? ¿Funciona tirar un d10 contra Verde X y si sale X o menos es una herida superficial? ¿Y si lo que quiero es ver quién actúa primero en un combate? ¿Uso Rojo?

Huelo un callejón sin salida.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Juegos de rol, Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s